Violencia de Odio

Información

Según los cálculos aproximados, la gente trans se encuentra con un chance de 1 de 12 de ser asesinados. Entre el 20 de Noviembre 2008 y el 12 de Noviembre del 2009, hubieron 162 personas trans asesinadas alrededor del mundo. Dado la incongruencia en los archivos de la policía y los medios de comunicación, es probable que este número sea mucho más alto. La mayoría de las victimas trans eran mujeres de color.

El distrito ha tenido una historia de crímenes contra la gente trans bastante desafortunada. Recientemente, la muerte de Tyli’a “Na NA Boo” Mack y el apuñalamiento de su amiga durante el día, simplemente unas cuadras de las oficinas de el Empoderamiento de Salud Trans, nos demuestra esto. El caso sigue sin resolver y todavía hace falta que sea clasificada como un crimen de odio, a pesar de que la información reportada por la victima que sobrevivió el ataque, claramente demuestra que ha sido por la razón de eran trans. Ese mismo día, el atacador los acoso mientras estaban en un supermercado.

Mientras las leyes del distrito incluyen crímenes basados en identidad de género en sus provisiones de crímenes de odio, los oficiales no están requeridos a recibir entrenamiento específico para los crímenes de odio, y DC no ofrece opciones para la justicia restaurativa al lidiar con los crímenes de odio. Para poder verdaderamente lidiar con la violencia de odio contra la gente trans, deberemos implementar programas con el objetivo de prevenir violencia—incluyendo violencia que es causada por la policía en primero lugar, en vez de simplemente responder a ellos después de que ocurren. Adicionalmente, necesitamos estrategias que se centran en las necesidades de los sobrevivientes de estos casos para poder ayudarlos emocionalmente con el trauma.

Nuestro enfoque para la Legislación Contra Los Crímenes de Odio

Muchas organizaciones intentan pelear contra los crímenes de odio de tal forma de que piden sanciones más ásperas y sentencias de prisión más largas para gente que comete crímenes que son motivados por el prejuicio. En DCTC, tenemos bastantes opiniones en cuanto esto—si funcionan o no, pero todos estamos de acuerdo con la idea de que es importante aceptar las limitaciones y los defectos del sistema de justicia criminal. Como personas que han trabajado bastante para reducir los problemas para la gente trans y de género variante y con la policía y los empleados de las cárceles, sabemos que las cárceles pueden ser lugares bastante peligrosas para la gente trans. Esto también contribuye a las ingualdades raciales y de clases económicas. En DC, por ejemplo solo 2% de la populación que está en la cárcel es de la raza blanca. Mientras sea emocionante ver que los oficiales que han sido elegidos, están tomando acción para abordarse a esta cuestión, esperamos que más personas empiecen a tener diálogos productivos y que empiecen a pensar críticamente sobre las estrategias que podrían prevenir la violencia dentro de nuestras comunidades.

Simplemente contar con las sanciones para los crímenes motivados por el prejuicio no nos puede mantener a salvo. Mientras reconocer que a veces necesitamos usarlos para nuestra seguridad, debemos pensar en otras formas de reducir la cantidad de dependencia que nuestra sociedad pone en las cárceles y en la policía. Esta dependencia desproporcionadamente causa daño a las comunidades que son marginalizadas. Aunque DCTC trabaja mucho para asegurar de que verdaderamente cumplan con las políticas que ayudan con la seguridad de las personas en las calles y en las cárceles, también queremos buscar soluciones que previenen que las personas vayan a la cárcel en primer lugar. Esperamos que algún día podamos vivir en un mundo donde no tengamos que lidiar con situaciones peligrosas.

La gente trans no solo son objetivos de violencia por la transfobia que es bastante evidente, sino que muchos de nosotros también debemos lidiar con el racismo, la criminalización de la gente que trabaja en la industria sexual y el derrumbe económico. Debemos lidiar con las razones complejas que llevan a pobreza de mucha gente en nuestra comunidad y que llevan a las personas trans en la calle a ir a la cárcel.

Mientras la ciudad reduce el presupuesto de los programas como THE que ayuda a las personas más vulnerable y mientras la policía promulga políticas como la que implementa Zonas sin Prostitución, que resultan en arrestos enormes para aquellos que viven el situaciones económicas precarios, debemos observar y criticar los problemas institucionales que ponen a la gente trans a riesgo de la violencia. Es por eso, por ejemplo, que también hemos peleado para asegurarnos que la gente trans pueda obtener documentos legales que reflejan su forma de vivir y que no estén constantemente forzados a declararse como gente trans, para asegurar de que las cárceles y que las viviendas para gente sin hogar puede poner a la gente trans donde se sientan a sano y salvo.

Nuestra meta es terminar todo tipo de violencia—nos solamente la violencia de forma individual motivada por gente transfobica, sino también terminar las formas de violencia causadas por el estado como la criminalización de los inmigrantes que no tienen documentos y de la gente que trabaja en la industria sexual.

Nuestra Campaña

Las comunidades trans se encuentran con la violencia todo el tiempo. Esta violencia no solo viene de aquellas personas intolerantes, sino de el miedo de la gente viviendo en la calle y la pérdida de trabajo, el número de gente viviendo en pobreza, la infección de VIH, el acoso en los colegios, la negación de acceso al cuidado de salud o las facilidades publicas como los baños. Nuestras estrategias para terminar la violencia son diversas. Estas incluyen:

  • Educar a las personas a nuestro alrededor para prevenir la violencia. Les debemos ensenar que las personas trans  son sus amigos, su familia, sus compañeros de trabajo y miembros de su comunidad y que merecemos derechos y protección igual que ellos.
  • Apoyar eventos tales como el Día en Conmemoración de Gente Trans, que ocurre el 20 de Noviembre cada año para recordar a aquellos dentro de la comunidad trans que han sido víctimas de violencia y para crear conciencia de los crímenes de odio que son cometidas contra la gente trans.
  • Empoderar a los sobrevivientes de la violencia y a sus amigos, familia y comunidades para incrementar responsabilidad y proveer referencias a los recursos que puede usar.
  • Trabajar para cambiar la ley y las políticas que ponen a la gente trans en situaciones económicas que son peligrosas que consecuentemente los ponen a riesgo de la violencia.
  • Demandar entrenamiento para las agencias dentro del distrito como las de la Policía y el departamento de Correcciones que han tenido una historia que incrementa la violencia contra la gente trans.
  • Pelear para preservar los fondos públicos para los servicios que existen para los sobrevivientes de la violencia y las organizaciones que son vitales que ayudan a entender a la gente trans para que salgan que situaciones donde viven en peligro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s